Biografía

Yvonne Torregrosa Barcón

Nací por las Américas, al otro lado del charco, pero fueron cosas del azar. Mi padre capitaneaba barcos y allí se instaló mi familia.

Me siento de España y de Madrid, porque aquí vivo. Por mis venas corre sangre gallega, la del querido Ferrol de mi madre, pero por amor soy de muchas otras partes.

Mi pasión por la poesía me la inculcó Gustavo Adolfo Bécquer. Fue una gran amiga quien me presentó al que ya considero mágico poeta.

Los libros, las letras… desde el colegio, inventando obras de teatro, que nos servían de entretenimiento en el patio.

Después, un lapso.

Y, mientras pasaba mi vida, la familia y el trabajo, también trabajé en teatro. No por lucro. Al contrario, fue una bonita historia que compartí con un grupo de entusiastas como yo. En más de 60 representaciones por Madrid hicimos llorar y por supuesto reír… ¡y mucho! Solo con eso me doy por satisfecha: los agradecimientos del público, los abrazos, los besos…

Ahora, en una nueva etapa de mi vida, con algo más de sosiego físico, Bécquer me recuerda que está ahí, en la estantería, con muchos más amantes de la poesía, y yo los veo, los leo y los admiro a todos reunidos. Y gracias a ellos, ahora, en los momentos de soledad de mi nueva vida, escribo.

Por eso estoy aquí, para compartir lo mío, porque quiero que sea de todos.

Anuncios